¡Los planes se hicieron para cambiarse!

Varias personas me habían dicho que, por lo general, la forma como uno tenia el bebe era similar (sino igual) al que tuvo su madre. Siendo así, yo ya me había hecho a la idea de que mi hija nacería pasada la fecha esperada y por cesárea, puesto que mi madre no tuvo contracciones y nunca dilató. Es por eso que en mi entrada anterior dije que yo esperaba que naciera a principios de Julio y no a finales de Junio como calculó el medico y como esperaba mi esposo.

Varios amigos me escribieron y me recordaron la fecha de sus cumpleaños, esperando que tal vez la bebe compartiera estas fechas especiales con ellos.

En fin, el nacimiento de nuestra hija fue esperado por todos y cada uno trato de adivinar la fecha en que ella haría su aparición en el mundo, pero al final nadie acertó, pues ella fue la que decidió sin preguntarle ni contarle a nadie.

Unos días después de publicar mi última entrada, el 28 de Mayo (un mes antes de la fecha calculada) tuve que ir al hospital pues creíamos que podamos estar iniciando trabajo de parto. Al final fue una falsa alarma, pero lo que paso si era una señal de que el parto podía empezar en cualquier momento. Las matronas y médicos del hospital me dijeron que por lo general en dos semanas podría nacer la niña, algo que me confirmaron dos amigas a quienes les paso algo similar y a las dos semanas nacieron sus niños. Yo seguía tranquila, aunque ya tenia dudas sobre la llegada tardía de esta chiquita y me fui haciendo a la idea de que podría llegar antes. Empacamos las maletas para el hospital y verificamos que todo estuviese listo en caso de tener que salir inesperadamente de casa. Lo único que yo le pedía a ella era que nos dejara hacer los cursos de preparación (de cuidados de bebes y el prenatal) antes de nacer. Una amiga española, a la cual le hizo mucha gracia todo el cuento, me dijo entre risas que por fin llegaba alguien que me iba a dañar todos mis ¨planes bien organizados¨ y me iba a obligar a ser un poco más espontánea.

Pues al final la niña no nació dos semanas después como predijeron las matronas ¡nació antes! Exactamente una semana y tres días después, en la semana 37+0 días de gestación y justo el fin de semana del último curso, el prenatal. Así que, bueno, al menos me hizo caso en algo y nació luego de terminar los cursos.

El dolor empezó a las 7 de la noche, llegamos al hospital a las 9:30, y a las 11:35 del Domingo 7 de Junio teníamos en nuestros brazos a una pequeña y hermosa niña que daría un vuelco maravilloso a nuestras vidas.

La verdad que no tenemos palabras para describir el amor que lo invade a uno cuando por fin la tiene en sus brazos. Por ahora solo les puedo decir que todas las trasnochadas valen la pena solo por tener una de sus sonrisas como recompensa. Ya llevamos tres semanas juntos (como vuela el tiempo) y estamos felices de seguir aprendiendo y descubriendo el mundo con ella.

Mis pies - Un día de nacida

Mis pies – Un día de nacida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s