Nuestro recorrido por Andalucía Parte 3: Córdoba

¡Por fin! Luego de vacaciones, y una pausa de escribir, que  resultó ser más larga de lo que esperaba, vuelvo a seguirles narrando historias y ¡ahora sí! a terminar el recorrido Andaluz que iniciamos el año pasado.

Nuestra nueva parada: Córdoba. Una ciudad más pequeña que Granada, lo cual no la hace menos hermosa. ¡Otra de las ciudades del recorrido que me cautivó! Llena de calles angostas que se enredan alrededor de su centro histórico como una telaraña, Córdoba tiene mucho para ver. Caminar cerca la muralla al borde del canal, ver los arboles de olivo que crecen en algunos lugares y las incontables palmeras de Dátiles que viven llenas de pájaros comiendo sus dulces frutos son algunos de los pequeños detalles que me encantaron. Al igual que otras ciudades andaluzas, Córdoba tiene una maravillosa mezcla de culturas: romana, musulmana y cristiana, que se aprecia no solo en su historia, sino también en su cocina y arquitectura.

Antiguas edificaciones romanas aún se pueden observar en diferentes lugares de la ciudad como en el interior de la Mezquita-Catedral donde existen excavaciones que muestran restos de una capilla de la época Bizantina que se dice fue construida sobre un templo romano dedicado a Jano; el Puente Viejo (o Puente Romano) que atraviesa en Rio Guadalquivir y que fue, en su época, el más importante de la ciudad por ser el único que existió en los primeros 20 siglos. De esta época pueden encontrarse también otras edificaciones como el Templo Romano y el Teatro Romano, entre otros.

Dentro de las edificaciones más reconocidas en la ciudad se encuentra la Mezquita-Catedral. En ella se encuentra una mezcla arquitectónica de varios periodos de tiempo y de culturas. La Mezquita, fue construida sobre lo que antiguamente era el templo cristiano más importante de la ciudad construido por los Visigodos; quienes a su vez, como les dije anteriormente, habían construido su templo sobre el antiguo templo Romano dedicado a Jano.

La edificación pasó por varios periodos de construcciones y ampliaciones, lo que hace que cada nueva fase tenga diferentes características arquitectónicas así en algunas se haya tratado de mantener una construcción similar a la anterior. Por ejemplo, uno de los Califas por ahorrar un poco en costos no uso en el diseño de los arcos ladrillos, sino que prefirió que se usara una pintura que simulara los ladrillos de los arcos anteriores.

Luego la Mezquita fue transformada en un templo cristiano, convirtiéndola en la principal catedral de la ciudad. Aunque muchas partes de la arquitectura original musulmana no fueron tocadas, si hay unos cortes fuertes entre ambas arquitecturas, dándole a la edificación una característica única y convirtiéndola en un hibrido de culturas que realzan su singularidad. La mezquita-Catedral es definitivamente un lugar que debe visitarse. Nosotros alquilamos también la audio guía, la cual nos pareció muy práctica pues explica muy bien cada una de las fases de construcción y los principales puntos de interés tanto al interior como al exterior de la misma

Otro de los lugares que me cautivó fueron los Jardines del Alcázar de los Reyes Católicos. Debo decir que la edificación, tipo fortaleza, del Alcázar es llamativa; sus diferentes salones y patios están muy bien conservados, y la vista de la ciudad desde sus torres es maravillosa. Pero definitivamente sus jardines son lo más llamativo y cautivador. Un paseo de cipreses cortados en forma cilíndrica da resguardo a las antiguas estatuas de los reyes que construyeron la edificación, mientras que una serie de fuentes y estanques rodeados de diferentes tipos de árboles frutales, principalmente naranjos, crean un ambiente tranquilo que invita a sentarse y dejar pasar el tiempo mientras se escucha el placentero correr del agua o el chapotear de los peces en el estanque. Acá decidimos hacer una pequeña pausa para comer un pequeño snack, y yo aproveche para hacer un rápido bosquejo del lugar.

Contiguo al Alcázar se encuentran las caballerizas reales, donde existe una linda exposición de carruajes y se pueden visitar varios caballos andaluces que viven y entrenan allí. La entrada es gratis, siempre y cuando no estén presentando un show en ese momento. Nosotros tuvimos la oportunidad de atender el show de la noche, el cual tiene una interesante muestra de caballos andaluces y además presenta muy bien las diferentes formas de crianza y entrenamiento de estos maravillosos animales.

El casco histórico de Córdoba es muy lindo y fácil de recorrer. Vale la pena pagar la entrada a algunas de sus casas antiguas, las cuales se encuentran en muy buen estado y muchas de ellas proveen suficiente información sobre su construcción e historia dentro del desarrollo de la ciudad, por ejemplo La Casa Andalusí en el barrio de la Judería, cerca de la antigua Sinagoga.

Cerca de las caballerizas reales existe un barrio que es reconocido por sus patios de flores y hace parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO: El Alcázar Viejo. Los vecinos se han organizado y por un módico precio se puede comprar un tiquete que incluye la entrada a (creo) cinco de las casas para visitar sus patios. Algunos de los patios ahora pertenecen a casas unifamiliares, otros aun pertenecen a un grupo de vecinos que se encargan de su mantenimiento. En general todas las familias que abren sus puertas a los visitantes son muy amables y están felices de responder preguntas sobre la casa y las flores. Algunas casas ofrecen información escrita sobre la historia de la misma y de las familias que han habitado en ella. En una en particular su dueña, una señora muy simpática y amable hasta nos ofreció prestarnos un vestido de bailaora para tomarnos una foto en su casa. A mí como me encantan esas cosas no dude mucho en aceptar, y como verán ahora en las fotos me puse el vestido de muy buena gana y quede lista para la foto.

Para conocer más sobre los patios de Córdoba puedes hacer clic acá http://www.turismodecordoba.org/patios-de-cordoba.cfm.

Otras cosas para hacer y visitar en Córdoba:

Los Molinos: A la orilla del Guadalquivir existen aún algunos de los antiguos molinos que producían los cereales para la ciudad. No es necesario entrar a ellos, es más, creo que solo algunos aún están habilitados para ser visitados, pero lo que queda de sus estructuras es bonito.

Visita a los Baños Árabes: Si les gustan los baños termales entonces es definitivamente un lugar para visitar. En muchas ciudades de Andalucía es común encontrar los baños árabes donde ofrecen masajes y unos deliciosos baños en aguas termales. Nosotros reservamos una cita en el Hammam Al Ándalus que está ubicado a unos pocos metros de la Mezquita-catedral.

Espero hayan disfrutado este pequeño recorrido por Córdoba, nuestra próxima parada: Sevilla

2 comentarios en “Nuestro recorrido por Andalucía Parte 3: Córdoba

  1. TU SI SABES PASEAR CATA. FELICITACIONES. QUE BUENO QUE REGRESARON BIEN. Y EL BEBE? UN ABRACITO Y SALUDOS A TU ESPOSO. ME CAYÓ MUY BIEN JULIAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s