Bitácora de Viaje: Milán

Alemania, o al menos el norte de Alemania, no tiene muchos días festivos, por lo que tratamos de aprovechar al máximo los que sí existen. En general buscamos planear todo con tiempo, primero para poder organizar horarios dentro de la oficina (en caso de que haya que tomar un día de vacaciones, pues muchas veces los festivos son un jueves), y segundo para mirar que promociones existen y poder aprovecharlas. Este año, por ejemplo, el viaje de Semana Santa lo programamos desde Enero. Queríamos regresar a Italia porque, en general, nos ha encantado todo: la comida, la gente y los sitios, por lo que nos pareció perfecto viajar a Milán, una ciudad rica en cultura, maravillosos diseños, y famosa por ser una de las capitales mundiales de la moda.

Catedral de Santa Maria Nascente, Milán

Catedral de Santa Maria Nascente, Milán

Milán, aunque no es una ciudad tan grande como Roma, tiene mucho por ofrecer. Su Catedral principal: Santa Maria Nascente, o el Duomo, es uno de los sitios más reconocidos y visitados de la ciudad. Es considerada la catedral gótica más grande del mundo y su arquitectura es un deleite para los ojos. La entrada a la catedral es gratis, solo hay que pagar 2 Euros si se quieren tomar fotos en su interior. Luego de visitar la catedral, nos dirigimos a la parte trasera donde se puede subir, en ascensor o por escaleras, para conocer las terrazas (este sí tiene un costo). La vista es maravillosa, y justifica la subida. Acá les comparto algunas fotos:

La catedral está situada en la Plaza del Duomo, lugar donde también se encuentra la famosa, y exclusiva, galería de compras Vittorio Emanuele II. La galería tiene una arquitectura muy bonita, tiene la forma de una cruz y  los lados de los ventanales que adornan su techo están decorados por mosaicos de colores. En el centro de la galería hay varios emblemas de diferentes ciudades de Italia. En particular llama la atención el de Turín, donde siempre hay una larga fila de turistas tomando fotos. Según la tradición, hay que poner el talón derecho sobre los testículos del toro y dar tres vueltas (o al menos todos daban 3) al interior del emblema, trae buena suerte. De hecho ya hay un pequeño hundido en el lugar donde tantos talones han hecho presión.

Aunque Milán es mundialmente reconocida por sus diseñadores y moda, estamos más interesados en ver los diseños y pinturas de un antiguo habitante de la ciudad; un hombre brillante: matemático, ingeniero, inventor, pintor y escultor (entre otros), cuyas obras se pueden encontrar en diferentes lugares de la ciudad. Queremos ver el legado de Leonardo da Vinci.

Desafortunadamente, no teníamos tanto tiempo para visitar todos los diferentes museos que tienen grandes obras o bosquejos hechos por este gran maestro, por lo que solo pudimos escoger un par de ellos. Teníamos que empezar, por supuesto, por su obra más famosa: La Última Cena, la cual está ubicada en la capilla del convento de Santa Maria della Grazie. El convento data del siglo XV; el edificio fue bombardeado en 1943 y aunque el fresco sufrió algunos daños, sobrevivió a ser totalmente destruido. A ese daño también hay que añadirle el hecho, de que Leonardo se rehusó a pintar con la técnica original de al fresco, y pinto directamente sobre el yeso seco, una técnica que le permitió tener colores más brillantes, pero la longevidad de la pintura sufrió increíblemente, por lo que han hecho varios trabajos de restauración a la pieza.

No se admite tomar fotos, y la entrada está restringida a grupos de 20 personas por una duración máxima de 15 minutos, por lo que es necesario comprar los tiquetes con anticipación. La única forma de entrar ese día, es si alguien no llega a la hora en que está estipulada su visita, así que es mejor ir bien preparado y con los tiquetes en la mano. Nosotros los compramos en el link del Cenacolo Viniciano que es el sitio oficial del museo.

Vistamos también el Castello Sforzesco, la Antigua residencia de los duques de Milán que ahora alberga varios museos y obras de arte de diferentes artistas, entre ellos DaVinci y Michelangelo. Al final del Castello hay un gran parque llamado el Parco Sempione y al fondo se puede ver la Puerta de la Paz, un arco neoclásico similar al Arco del Triunfo y la Puerta de Brandemburgo.

Aunque la mayor parte de Milán es una construcción antigua, existe un área, cerca de la estación central, donde altos edificios cubiertos de vidrios y formas curvilíneas hacen parte del perfil de la ciudad. Es interesante la combinación de moderno con antiguo que han tratado de hacer. Tiene propuestas interesantes, como la del edificio que se llama Bosco Vertical que tiene un concepto de “edifico residencial sostenible”.

Nuestro último día visitamos el Distrito del Navigli, donde se encuentran los canales de agua. Antiguamente la ciudad completa estaba conectada por estos canales artificiales que tomaban su agua de los ríos de la periferia y servía como la principal red de comercio en la ciudad. Según entendí, el diseño de los canales fue creado por Leonardo da Vinci. Actualmente solo existen dos de ellos: El Naviglio Grande y el Naviglio Pavese. Los canales están rodeados de pequeños restaurantes y bares, por lo que esta zona debe ser muy animada en las noches. Nosotros la visitamos en la mañana, pero igual nos pareció pintoresca.

En general no tuvimos la mejor de las suertes con el clima, nos llovió la mayor parte del tiempo. Pero ya hemos aprendido a viajar bien preparados, y sabiendo que las lluvias son muy comunes en primavera habíamos empacado paraguas. Y, a pesar de la lluvia, disfrutamos muchísimo recorriendo las calles de Milán.

Nos quedamos 3 días en total, puesto que un día lo dedicamos a visitar el Lago Como, pero esa será otra (corta) historia.

Hasta la próxima semana.

6 comentarios en “Bitácora de Viaje: Milán

    • Me encanta que te haya gustado y te animes a visitar Milan. La verdad que hay mucho por ver y unos pequeños toures de un dia que tambien valen la pena (como visitar el lago Como). Voy a darle un vistazo a tu viaje a Roma. Nosotros fuimos un par de dias para la boda de una amiga y queremos regresar, de pronto y en tu itinerario encuentro buenas ideas para el proximos viaje.

      Gracias por tu comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s