¿Dejamos morir el correo en Colombia?

En mis más recientes viajes a Colombia, me he dado cuenta de lo difícil que es enviar una simple postal. Creo que mi mejor recomendación a cualquier turista que visite mi país, y quiera enviar un mensaje de recuerdo a su familia o amigos, es que pregunte en el lugar donde compra la postal (1) si venden las estampillas y (2) si con ellos se puede dejar la postal para luego ser enviada por correo. Lo digo porque hace poco nos pasó esto en Cartagena, el lugar donde compramos las tarjetas nos vendió también las estampillas y se ofreció también como centro de recepción de la misma. Sin embargo, como no todo sale como planeado, no tuvimos tiempo de escribir nuestro mensaje sino hasta que ya estábamos de regreso en Medellín, y ahí empezó la maravillosa búsqueda de un buzón de correos.

Lo primero que aprendimos: ¡no existen buzones de correos! Así que hay que acercarse a una de las oficinas de correo o a un expendio especial para entregar las postales. Me imaginaría que la tienda en Cartagena era de cierta forma uno de estos expendios, pero en Medellín no encontrábamos ninguno.

4/72, esa es la oficina que se debe buscar en Colombia para poner una postal, una carta o un paquete internacional que no sea exprés. Y no, 4/72 no es el número de la calle, ni el del local comercial donde se encuentra ubicada la oficina de correos. Es, de hecho, el nombre de la oficina de los Servicios Postales Nacionales S.A, cuyo nombre comercial, según su página web, hace referencia a la posición geográfica de Colombia en el mundo 4° Latitud Norte, 72° Longitud Oeste.

No sé cuántos ciudadanos “de a pie” saben lo que estos enigmáticos números significan, y mucho menos cuantos conocen los misteriosos servicios que allí se prestan. En nuestra maravillosa búsqueda de una oficina de correos preguntamos en varios lugares; en general nos referían a oficinas de mensajería privada, tipo Servientrega, Deprisa o DHL. Afortunadamente mi mamá, que siempre es la maga para encontrar todo tipo de información, descubrió a que oficina debíamos ir para entregar las postales. Pero digamos que la conversación con alguna persona en la calle (o muchos locales comerciales) a la que le preguntábamos iba algo como así:

-¿Sabe dónde queda un 4/72?

-¿un qué?

-¿Un 4/72, la oficina de correo?

-¿hmmm, no, pero allá abajo hay un Servientrega?

Y es que en verdad parece que el correo nacional e internacional desde Colombia se ha vuelto todo un enigma, pues encontrar sus oficinas, sobre todo para un turista (yo como que ya me voy volviendo una), es difícil y complicado. Las oficinas no están claramente marcadas y el logo es difícil de identificar, así que creo que pasamos por el sitio 3 (¿o más?) veces, y no nos habíamos dado cuenta de que ahí estaba ubicado. ¿Será esta la misma razón por la cual no se encuentran las agencias o expendios a los que ellos se refieren en su página web?

La verdad que sentí tristeza ver lo complicado que es poner una simple postal. Más aún cuando se trataba de una postal que ya tenía estampilla. Y creo que también me di cuenta de porque muchas veces mis postales hacia Colombia, en la mayoría de ocasiones, nunca llegan. ¿Será que si hay alguien responsable por que esos mensajes sí lleguen a su destinatario una vez llegan al país?

Me gustaría decir que es la tecnología la principal causa de la desaparición del correo en Colombia, pero estoy segura de que esto no es el caso. Sobre todo, porque en países realmente tecnológicos, como es Suecia, el correo es aún un medio de comunicación que se mantiene. Y es que seamos sinceros, ¿a quien no le saca una sonrisa recibir una carta o un paquete de un familiar o un amigo que esta lejos?  (O ya me volví viejita ;-)) Me parece triste cuando los paquetes o las simples postales que uno envía no llegan, porque se pierde esa emoción con que se cuenta y se describe el lugar, el anhelo de tener a sus seres queridos cerca en ese momento, y hasta la postal en sí y su estampilla (que yo aún guardo, así no sea realmente una verdadera filatelista). Esas postales son un pedacito de uno, y da pesar que muchas nunca lleguen a su destino.

4/72 quiere llegar a ser “reconocido como el operador líder en soluciones logísticas y postales en el mercado Colombiano a nivel del sector oficial como privado” (Visión de la empresa), pero ¿Qué están haciendo para lograrlo? Creo que tendré que investigar un poco más sobre cómo funciona, pero por el momento, con mis pocas experiencias con su servicio, debo decir que no estoy descrestada, y creería que hay muchísimo por hacer. ¿Porque no empezar por crear alianzas con supermercados o tiendas de barrio para que se vuelvan centros de recepción y recolección de correo? Y si estas ya existen ¿Por qué no identificarlas de manera clara? O será, ¿que sí queremos dejar morir completamente el correo postal en Colombia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s