Descubriendo la Toscana Italiana: Firenze (Florencia)

Florencia es una de esas ciudades de las que todos los que la visitan quedan enamorados, ¡y con buena razón! La ciudad, al haber sido hace muchos años un centro cultural para Italia está llena de maravillosas sorpresas que hay que descubrir. Como les conté en mi relato anterior, nosotros nos alojamos en Pisa e hicimos de Florencia una visita de un día (al revés de la mayoría de turistas); pero es que, como no teníamos tampoco mucho tiempo, un día era exactamente lo que teníamos para visitar la ciudad.

Una vez más, comprar ciertos tiquetes con antelación por Internet (incluso con un costo extra por ser anticipados) valió totalmente la pena, pues sino pasarás la mayor parte del día haciendo unas colas interminables para poder entrar a los museos. Firenze está llena de museos y galerías de arte que vale la pena conocer. Nosotros, por la premura, sabíamos exactamente que queríamos visitar: La Galería de los Uffizi, que cuenta con innumerables obras de arte renacentista, entre ellas “El nacimiento de Venus” de Sandro Boticelli, que pertenecieron a la familia de los Medici; sin contar que la arquitectura del edificio es a su vez maravillosa. El segundo lugar que no nos podíamos perder era La Galería de la Academia, donde se exhibe la escultura original del “David” de Miguel Ángel.

Cómo para los museos teníamos una hora designada, planeamos nuestro viaje de manera que lográramos ver lo máximo posible, y a su vez, llegar a tiempo a nuestras citas con el arte. Dejamos Pisa en las horas de la mañana a bordo de un tren local. El trayecto toma una hora, el tren hace algunas paradas en algunas pequeñas localidades y atraviesa las praderas verdes en donde se contemplan sembrados de olivos y los típicos arboles de esta área. Llegamos a Florencia con tan mala suerte que llovía a cantaros, nuestros pobres paraguas se doblaban con el viento y la lluvia no parecía querer dar tregua para que empezáramos a caminar por las calles de la ciudad. Sin embargo nuestra mala suerte dio un giro cuando vimos llegar el bus #12 justo al lado de donde nos resguardábamos de la lluvia en la estación del tren. El bus #12, según habíamos leído en uno de los libros turísticos, nos llevaría hasta la cima de la montaña en la que se encuentra la Piazzale Michelangelo y la antigua iglesia de San Miniato. Abordamos el bus inmediatamente (los tiquetes se compran directamente con el conductor) y nos dirigimos a uno de los sitios más altos de la ciudad, de donde podríamos divisar la panorámica completa de una de las ciudades más lindas y conocidas de Europa. El bus toma alrededor de 30-40 minutos desde la estación hasta la iglesia (o al menos, así me pareció a mi), tiempo suficiente para que la lluvia empezara a amainar y nuestros paraguas sirvieran de protección.

Iglesia de San Miniato al Monte

Iglesia de San Miniato al Monte

Cementerio de la Iglesia de San Miniato

Cementerio de la Iglesia de San Miniato

IMG_3687

Interior de la Iglesia de San Miniato al Monte

Interior de la Iglesia de San Miniato al Monte

Interior de la Iglesia de San Miniato al Monte

La iglesia de San Miniato es hermosa, visitamos su interior y el cementerio que queda detrás del edificio, pero la vista de la ciudad desde sus escalones es aún más impactante.

Florencia desde los escalones de la Iglesia de San Miniato

Florencia desde los escalones de la Iglesia de San Miniato

De la iglesia empezamos nuestro descenso a la Piazzale de Michelangelo, una plaza a medio camino de la montaña donde se encuentra una réplica en bronce del “David”. La plaza es una de las más visitadas por las vistas que ofrece de la ciudad y del rio Arno. Desde sus balcones se puede apreciar Firenze y se pueden tomar unas fotos maravillosas del famoso “Ponte Vecchio” (Puente Viejo) que alberga centenares de joyerías de plata y oro.

Piazzale Michelangelo

Piazzale Michelangelo

Florencia desde la Piazzale Michelangelo

Florencia desde la Piazzale Michelangelo

Ese fue nuestro destino al terminar de bajar la colina. Bajamos por callejuelas hasta llegar a las orillas del rio Arno, que nos conduciría directamente al Puente y de allí al centro histórico de la ciudad.

Ponte Vecchio

Ponte Vecchio

Del Ponte Vecchio nos dirigimos por las callejuelas hacia “La Piazza della Signoria” (Plaza de la señoria). Donde se encuentran varias esculturas y la famosa fuente de Neptuno. En la plaza también se encuentran varios edificios de interés como el “Palazzo Vecchio” (Palacio Viejo) y la “Logia dei Lanzi” (La galería de la Señoría).  A unos pasos de la Logia se encuentra La Galería de los Uffizi (pero aún no era el momento de entrar).

Piazza della Signoria - Palazzo Vecchio a la izquierda y Loggia dei Lanzi a la derecha

Piazza della Signoria – Palazzo Vecchio a la izquierda y Loggia dei Lanzi a la derecha

La famosa fuente de Neptuno

La famosa fuente de Neptuno

De la plaza caminamos hacia el sur donde se encuentra el Duomo Santa Maria del Fiore (Catedral de Santa María de la Flor), que se destaca por su grandiosa cúpula y lo suntuoso de su exterior creado en láminas de mármol de Carrara.

Duomo Santa Maria del Fiore y el campanario (la gran torre del frente)

Duomo Santa Maria del Fiore y el campanario (la gran torre del frente)

No les voy a mentir ¡llovió todo el día!, aunque nunca como cuando llegamos, por lo que se podía caminar por las calles con la ayuda de un paraguas, y de vez en cuando el cielo nos dio un respiro y pudimos disfrutar de la ciudad sin tener que preocuparnos por terminar como patitos mojados.

Luego del almuerzo era el momento de entrar a los museos que habíamos programado. La verdad que me encantaron. Estoy segura de que hay muchos más museos y galerías en la ciudad llenos de maravillosas obras del renacentismo y el gótico, pero estos dos me encantaron. No se pueden tomar fotos, por lo que solo tenemos el recuerdo de la entrada, pero esas obras maestras que acompañaron nuestro recorrido no se olvidarán tan fácilmente, y creo que eso es lo más importante de un viaje, lo que te enriquece como persona.

Iglesia Santa Maria Novella ubicada frente a la estación central de trenes

Iglesia Santa Maria Novella ubicada frente a la estación central de trenes

Un comentario en “Descubriendo la Toscana Italiana: Firenze (Florencia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s