Los dias frios

Desde el 2008 he experimentado los inviernos más fríos de mi vida. Nunca antes había llegado a temperaturas por debajo de los cero grados. Pero en estos últimos dos años y medio la temperatura exterior ha llegado a los menos 30 grados.
La verdad que estas temperaturas tienen tanto cosas maravillosas como terribles.

Entre aquellas maravillosas están los colores de los amaneceres y atardeceres, los cuales están colmados con rosados y morados intensos que se intercalan con amarillos, rojos y naranjas en unos tonos tan fuertes que es casi como si el cielo por un momento estuviera en llamas.

Atardecer en Jokkmokk, Suecia

Atardecer en Tromsø, Noruega

Atardecer en Umeå, Suecia

 

Otra de las maravillas de estos días tan fríos es la forma como se congela la humedad; desde nuestra propia respiración hasta el rocío sobre las plantas crea los más maravillosos cristales de hielo.

Para mí solo hay una gran desventaja, y es la cantidad de capas de ropa que uno debe llevar puesta. 15 minutos vistiéndome y 15 desvistiéndome. Pero bueno, al menos las desventajas son fácilmente sobre llevables… ¿o no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s